Reporta alcaldía de Tulancingo un caso sospechoso de Covid-19

A cuatro meses de que inició la emergencia sanitaria por Covid-19, la presidencia municipal de Tulancingo ha reportado tres casos positivos, los cuales se han recuperado favorablemente y el jueves se informó de otro servidor público sospechoso al virus SARS-CoV-2.

El director de Sanidad, Pío Tomás Marroquín Gómez, informó que desde el inicio de la contingencia, aplicaron filtros, que incluyen aplicación de alcohol gel tanto para personal como para los visitantes y la promoción del uso de cubre bocas.

Posteriormente, agregó el funcionario, redujeron la movilidad mediante la implementación de guardias, en cada una de las áreas de trabajo.

“Las personas que salieron positivas seguramente fueron contagiados fuera de la presidencia, porque monitoreamos al personal que estuvo en contacto con ellos y ninguno presentó sintomatología durante el tiempo que estuvieron en observación”.

Marroquín Gómez, consideró que una de las medidas adecuadas que tomaron fue resguardar al personal que está dentro de los grupos de mayor vulnerabilidad y sólo en contados casos, tuvieron que acudir a trabajar por cuestiones de emergencia.

Respecto al empleado que está en calidad de sospechoso a Covid-19, informó que realizar trabajo de campo, en consecuencia tiene contacto con la gente y aplicaron el protocolo para mantener en observación a quienes estuvieron en contacto con él.

Jeny Ivey Beltrán, secretaria del Sindicato Único de Trabajadores al Servicio del H. Ayuntamiento del Municipio de Tulancingo de Bravo, Hidalgo (SUTSHAMTBH), informó que entre el personal federado no se ha presentado ningún contagio de coronavirus.

“Desde el primer día de contingencia, el presidente municipal Fernando Pérez nos dijo que todas las personas vulnerables a Covid-19, que son aproximadamente 30, se iban en resguardo. Dentro del sindicato hay diabéticos, hipertensos, adultos mayores y una embarazada”, comentó la líder sindical.

Agregó que las áreas que no eran esenciales tuvieron la oportunidad de irse de manera inmediata, pero en otras áreas que son esenciales fue complicado parar o dejar guardias, por lo que implementaron medidas extremas, como en el área de Finanzas, Rastro, Reglamentos, Mercados y Panteones, donde cada uno de los sindicalizados tuvieron la responsabilidad de cuidarse.

Detalló que de los 145 trabajadores sindicalizados, el 70 por ciento labora fuera de la presidencia, en trabajo de campo y de ese 70 por ciento, la mayoría están en el área de Parques y Jardines, pero mantienen las medidas sanitarias adecuadas