Iniciaron ejidatarios y usuarios la limpieza del canal de riego de La Esperanza

El pasado 14 de julio comenzó la limpieza y rehabilitación del canal de riego del distrito de la presa La Esperanza, que durante más de dos años permaneció sin ningún tipo de atención.

Ricardo Hernández Pérez, presidente de la Unión de Ejidos del Estado de Hidalgo, informó que iniciaron las tareas de desazolve del canal, en un tramo de 2.5 kilómetros que abarca de la presa Santa Teresa hasta el primer sifón, el cual se ubica cerca del puente vehicular de la carretera Tulancingo – Santiago Tulantepec, conocido como el puente de la Prepa 2.

“De momento será solo el desazolve y esperemos que en dos meses más salga el recurso que ofreció la Comisión Nacional del Agua (CONAGUA) para realizar la reposición de piedras de concreto del canal, serán las primeras de este año porque no alcanzará el recurso para todas”.

Hernández Pérez, detalló que el desazolve lo pagan usuarios, ejidatarios y propietarios, posteriormente llevarán a cabo la reposición de algunas piedras de concreto hidráulico, con parte de las 20 toneladas que les otorgó la Secretaría de Desarrollo Agropecuario de Hidalgo (SEDAGROH) y el apoyo de la CONAGUA de 150 mil pesos, mientras que otros 150 mil pesos serán aportados por los beneficiarios del canal.

“El presupuesto para la reparación de las losas de concreto del canal, es cercano a 600 mil pesos. La mayoría de los ejidatarios ya otorgaron mil pesos para la reposición de las primeras piedras y mil 100 pesos por hectárea para el desazolve”.

Ricardo Hernández, estimó que en unas semanas más concluya el desazolve y la limpieza general, para después continuar con la reposición de piedras que se detectaron en el primer recorrido realizado a mediados de junio, aunque previó que ya sin hierba y tierra surjan más losas dañadas.

Además del canal grande, limpiarán el canal chico que va de la ex hacienda de Exquitlán hacía la parte del bulevar Centenario hasta llegar a la altura del salón La Roca, acción que beneficiará a parte del ejido Tulancingo, Zapotlán y algunas propiedades