Suspensión de Expo Feria pega a hoteleros que cada año registraban 75 % de ocupación

Los hoteleros y restauranteros de la región Tulancingo, dejarán de obtener los ingresos económicos que les representaba el 75 por ciento de ocupación, en cada feria anual y consideran que su situación podría mejorar hasta finales de año.

Celedonio Macías Rodríguez, presidente de la Asociación de Hoteles y Moteles de la Región Tulancingo, lamentó la crisis que enfrentan derivada de la pandemia por Covid-19.

“Entendemos bien la situación sanitaria, es algo que no se tenía planeado y vino a cancelar la feria anual, que es una festividad que no solo los hoteleros y restauranteros esperan, sino muchos ciudadanos que se veían beneficiados por el arribo de turistas”.

Reconoció que la feria siempre ha sido un detonante económico para la población en general, un beneficio en cadena para muchos comerciantes y ahora, con la suspensión de la feria, estiman que la mejora en materia de ingresos tal vez ocurra a finales de 2020.

La Expo Feria, dijo, representa para los hoteleros una ocupación de entre 70 y 75 por ciento, situación que pegará en la economía de los empresarios.

Comentó que han retomado las actividades de manera paulatina, con todas las medidas y los protocolos que solicitó la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (COFEPRIS) y otras autoridades, para que la gente poco a poco se acercara a los negocios y tuviera la certeza que éstos cumplen con las normas requeridas para la reapertura.

Recordó que meses atrás trabajaron a un 15 por ciento de ocupación, ya que solo recibían a personas que venían a realizar trabajos esenciales, no así los moteles donde sí se complicó más la situación, al igual que en los restaurantes, pues sólo ofrecían comida para llevar.

En las empresas que él representa (Hotel y Resturantes El Colonial), dijo, se cuidó que toda la gente trabajara y no perdiera su empleo. “Se diseñaron paquetes de comida muy económicos, con la intención de sacar la nómina”.

“Los restaurantes están trabajando al 30 por ciento y el hotel al 50 por ciento, pero la afluencia no es la deseada, pues la gente al ver que los contagios siguen aumentando ha tomado sus precauciones”.

Con el regreso de Hidalgo al semáforo epidemiológico rojo, Macías Rodríguez espera que no se llegue, de nuevo, a la decisión de cerrar negocios, pues es muy complicado para ellos mantener la plantilla laboral con nulos ingresos, prácticamente