Asegura Damián Sosa que no podrán bajar su candidatura

El abanderado de la coalición Morena, PVEM, PT y PES para la presidencia municipal de Tulancingo, Damián Sosa Castelán, arrancó su campaña proselitista el pasado miércoles, donde aseguró que su candidatura está segura pese a los problemas judiciales que enfrenta a nivel federal su hermano y líder del Grupo Universidad, Gerardo Sosa Castelán, y aseguró que no está amparado, y tampoco teme a una posible orden de aprehensión en su contra.

“Estamos en Hidalgo… y cuando no se tiene la habilidad política, la capacidad política y el liderazgo se recurren a muchas cosas; no tengo la menor duda de que Gerardo Sosa en estos momentos es un preso político y también creo en las dependencias de que las cosas se hagan de la mejor manera”, señaló Damián Sosa.

Aseguró que junto con sus compañeros de fórmula y partidos de coalición, harán una campaña respetuosa de las medidas de salud, y que será en general la mejor campaña, tomando en consideración que la elección del próximo 18 de octubre será compleja, pues confía en que no valdrá el recurso económico.

“El tema de mi hermano por supuesto tiene que seguir un curso; estoy orgulloso de ser su hermano, estoy orgulloso de que sea nuestro líder como grupo y por supuesto estoy orgulloso de pertenecer al Grupo Universidad; porque es el único grupo que le ha entregado resultados a esta sociedad hidalguense y penosamente, en un estado pobre, endeudado y con una bola de corruptos, tenemos a la mejor universidad en el estado y una de las mejores universidades en el país; esos son resultados”, destacó.

Damián Sosa agregó que en el estado de Hidalgo, lo que no tienes te lo fabrican; sin embargo, aseguró desconocer la posible existencia de una orden de aprehensión en su contra y señaló que no está amparado. “Estoy tranquilo y sin problema; no tengo alguna cuestión legal, personal, ni sentimental”.

“Mi mejor amparo es mi proyecto; mi plan de desarrollo municipal”, remató.