Modifican protocolo para recibir ceniza este miércoles 17 de febrero

La Arquidiócesis de Tulancingo emitió una serie de propuestas de adaptación para llevar a cabo el tradicional “Miércoles de Ceniza”, que de acuerdo al calendario litúrgico, corresponde celebrarlo este 17 de febrero, dándole prioridad a las medidas de seguridad sanitaria que prevalecen, debido a la pandemia por Covid-19.

Para garantizar la seguridad de los fieles y sacerdotes ante la pandemia, la arquidiócesis pidió a los sacerdotes seguir las recomendaciones emitidas para la Santa Sede, ante la modificación del rito para el tiempo de pandemia:

• El sacerdote se dirigirá a los presentes diciendo una sola vez la fórmula del Misal Romano: “Conviértete y cree en el Evangelio”, o bien: «Acuérdate de que eres polvo y al polvo volverás».

• Usando cubrebocas y después de lavarse las manos tomará la ceniza y la dejará caer sobre la cabeza de cada uno, sin decir nada.

No obstante, debido a que las realidades de las parroquias son muy variadas en la diócesis, algunas con espacios abiertos y otras muy pequeñas, además de personas que no podrán asistir a los templos en un horario determinado o por salud, se pide a sacerdotes facilitar un subsidio para que las familias realicen la celebración en casa.

Celebración en templos y capillas

• Cuidar las medidas de prevención: uso de gel y cubrebocas, sanitización del lugar y cuidar la sana distancia entre los que asisten.

• Cuidar el aforo del 25% al interior del templo y en exteriores evitar aglomeraciones.

Dimensión de Prensa/Arquidiócesis de Tulancingo.

• Promover la participación de la celebración en línea y la debida instrucción a los agentes de pastoral para la imposición en comunidades.

Celebración en casa

• Contar con un manual o subsidio expedido por su parroquia.

• Solicitar ceniza previamente bendecida por el sacerdote para imponerla a los integrantes de la familia siguiendo la transmisión de la celebración o las instrucciones del subsidio.