Inicia cuaresma con la imposición de ceniza

Con la imposición de la ceniza, este miércoles dio inicio la Cuaresma en la Iglesia católica, tiempo en el que Mons. Domingo Díaz Martínez exhortó a hacer oración, practicar el ayuno y promover la caridad.

El arzobispo de Tulancingo presidió la Eucaristía esta mañana en la Catedral de Tulancingo, donde se apegó a la modificación del rito para el tiempo de pandemia emitido por la Santa Sede.

Tras bendecir la ceniza se dirigió a los presentes diciendo una sola vez y de manera general la fórmula del Misal Romano: «Arrepiéntete y cree en el Evangelio».

Posteriormente, Monseñor Domingo Díaz Martínez dejó caer la ceniza sobre la cabeza de los fieles que, siguiendo las medidas sanitarias, se acercaron para recibir el signo con el que comienza el tiempo de Cuaresma.

El señor arzobispo también pidió ocupar los 40 días previos a Semana Santa para sanar el alma y el cuerpo, que en tiempos de pandemia ayudan a que exista una Iglesia sana y saludable.

Debido a las distintas realidades de las parroquias en territorio arquidiocesano, la imposición de ceniza se lleva a cabo en espacios abiertos y al interior de templos, cuidando el control de aforo al 25%, uso de cubrebocas y aplicación de gel antibacterial.

Algunos sacerdotes han optado por repartir ceniza en bolsitas para que la celebración se realice en familia, siguiendo las celebraciones virtuales o apegados a un manual o subsidio expedido previamente por las parroquias.