Si hay condiciones para eliminar el lirio de la presa La Esperanza

Luego del recorrido que realizó personal de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales de Hidalgo (SEMARNATH), se determinó que sí es posible el ingreso de máquinas trituradoras de lirio, aunque para eso deberá existir cierto volumen de agua en la presa, lo cual, por el momento, impide dicha acción, explicó Ricardo Hernández Pérez.

El presidente de los ejidatarios y usuarios del Módulo Uno Aguas Blancas de la Presa La Esperanza, informó que la dependencia estatal determinó que sí se pueden utilizar las máquinas trituradoras de lirio y está en la disponibilidad de prestarlas.

“Nos correspondía conseguir el diésel y algunos otros apoyos, pero lo grave del asunto es que la Semarnath sugirió que no disminuyéramos el volumen de agua en la presa, es decir, que no regáramos, que no sacáramos agua por lo menos unos cuatro meses, entonces les comentamos que, en estos momentos, es imposible porque es cuando empezamos a regar para sembrar”.

No obstante, dijo Hernández Pérez, acordaron con la dependencia estatal que los tenga considerados para hacerlo después, cuando ya no ocupen el agua, teniendo como fecha probable en octubre.

El líder de los ejidatarios, indicó que mientras existen las condiciones de volumen de agua, buscarán la manera para que en abril o mayo, consigan el apoyo para meter una máquina 320 y retirar el lirio de la parte de la presa que en ese momento esté seca.

Señaló que la posible limpieza en octubre dependerá de las precipitaciones pluviales que se presenten este año, pues necesitan que la presa tenga determinado volumen de agua; sin embargo, los pronósticos de lluvia para 2021 no son alentadores.

Estimó que del presente mes a octubre, necesitan de al menos un acumulado de 600 milímetros de lluvia, aunque en los últimos años no han rebasado los 400 milímetros.

Agregó que de presentarse un fenómeno meteorológico, como una tormenta tropical o huracán, mucho ayudaría porque los grandes volúmenes ingresados de manera abrupta, arrastrarían todo el lirio y ya en el lecho del río, al no haber agua, se muere.

Finalmente, reiteró que es posible el retiro del lirio con apoyo de la Semarnath, que pondría la maquinaria y buscarían una concurrencia de apoyos de la federación, el gobierno estatal y los usuarios, para hacer algo porque a la presa le cabe muy poco volumen de agua