Presenta acuífero del Valle de Tulancingo déficit de 7 millones de metros cúbicos anuales

Ricardo Hernández Pérez, presidente de la Unión de Ejidos del Estado de Hidalgo A.C., informó que la sequía, que desde hace tres años aqueja a la región, si ha afectado la recarga de los mantos acuíferos e indicó que de acuerdo con números oficiales, existe un déficit anual de recarga de siete millones de metros cúbicos.

Indicó que el promedio de abatimiento, es de 80 centímetros por año en el acuífero, es decir, a principios de los años 60, las bombas de los pozos extraían agua a 20 metros de profundidad y ahora descienden hasta 200 metros.

Actualmente, explicó el líder ejidal, en la zona cercana a la mancha urbana de Tulancingo, se extrae agua de una profundidad de entre 90 y 115 metros, pero en la parte norte, cerca de la zona de Los Acocules, Metepec y los límites con Acatlán, están bombeando a 160 metros.

“El abatimiento que traemos si es grave porque al no llover, no hay recarga. El parte oficial, en números cerrados, indica que extraemos 110 millones de metros cúbicos al año en el acuífero del Valle de Tulancingo y solamente se recargan 103 millones de metros cúbicos, entonces traemos un déficit oficial de siete millones de metros cúbicos al año”.

Lamentó que la población no logre entender que el agua es un recurso finito y piense que nunca se va acaba. “Quizá por eso hay irresponsabilidad, indolencia, desinterés por parte de quienes han tenido las finanzas públicas para organizar y ejecutar proyectos de gran envergadura, que conduzcan a la recarga del acuífero”.

Hernández Pérez, destacó que han trabajado en el desazolve de presas, que contribuyen a la recarga del acuífero, pero el otro gran proyecto que suena a utopía, es el desazolve de la presa La Esperanza.

Lo anterior, aseguró, será útil a la agricultura, con la concesión de dos millones y medio de metros cúbicos anuales y el resto se podría potabilizar, previo proyecto integral que incluye saneamiento de la cuenca de la presa, reforestación en la parte alta de la misma, construcción de plantas tratadoras y potabilizadoras; sin embargo, su propuesta no ha sido entendida por las autoridades.

Otro proyecto que emprenden, con resultados precisos, es la nivelación laser de terrenos agrícolas, con el que ahorran, como mínimo, una hora de bombeo en pozos que dan 60 a 64 litros por segundo, lo cual representa un ahorro en el consumo de agua, de dos mil personas al día.
“Si tuviéramos una campaña permanente de nivelación, estaríamos hablando de un ahorro de millones de metros cúbicos tan sólo para la actividad agrícola y pecuaria, que a nivel mundial somos los que más volumen de agua dulce consumimos”
Hernández Pérez, señaló que estudios indican que se agotó el primer acuífero, que va de cero a 100 metros de profundidad, y la mayoría de los pozos extraen agua en el segundo, que va de 101 a 200 metros.
“Sí hay un riesgo latente de que nos terminemos el segundo acuífero y tengamos que perforar capas de roca para poder acceder a volúmenes de agua más profundas, con el riesgo de contaminación por minerales pesados”.
“Afortunadamente, los pronósticos meteorológicos de este año indican que se puede tener una buena temporada de lluvias y de ser así, le podríamos estar abonando algo a los mantos acuíferos”, finalizó