Lento pero avanza las negociaciones para que bienes inmuebles pasen de CFE a SME


Las negociaciones que el Sindicato Mexicano de Electricistas (SME) tiene con las autoridades federales para la desincorporación de la administración pública federal de algunos inmuebles y que regresen a la propiedad del sindicato, sigue su marcha, aunque lenta, pero en los próximos meses podrían anunciar la recuperación de varios de estos.

José Humberto Montes de Oca, secretario del Exterior del SME, informó lo anterior e indicó que en Tulancingo, existen dos bienes inmuebles que están en proceso de esa desincorporación.
“Seguimos en el dialogo, está instalada una mesa de negociación con el Gobierno Federal, por lo que el tema sigue en la mesa y trabajan junto con la Secretaría de Gobernación y otras dependencias, para que la desincorporación se pueda lograr”.

Montes de Oca, señaló que no es necesario escalar a acciones de otro tipo, pues recién les informaron que están a punto de publicar otro grupo de bienes inmuebles que se desincorporan y verán si ahí vienen los de Tulancingo.

Detalló que aproximadamente una tercera parte de 50 bienes inmuebles ya se han desincorporado, principalmente los más importantes en términos de infraestructura, de construcción y ubicación, esos ya están a título de propiedad del SME.

Recordó que estos predios y bienes inmuebles fueron propiedad de Luz y Fuerza del Centro (LyFC), eran centros de trabajo del SME, pero con el decreto de extinción de Felipe Calderón Hinojosa, le fueron despojados y de manera transitoria, la CFE los recibió para darles utilidad en la prestación del servicio de energía eléctrica.

Después de una lucha legal, en 2013, la Suprema Corte de Justicia de la Nación revisó la sentencia del tribunal que les daba la sustitución patronal, revocó la sentencia del tribunal y a partir de ahí, el SME inició una lucha en etapa de lograr la riqueza laboral de sus compañeros, logrando mediante una negociación con el anterior Gobierno Federal, la devolución de algunos centros de trabajo en estados del país donde daba atención LyFC, con el fin de constituir el patrimonio de una cooperativa de trabajadores electricistas de producción y servicios