Establecer la punibilidad de las personas que lesionen a infantes, plantea Sosa Arroyo

Con el propósito de esclarecer la punibilidad de las personas que lesionen a infantes, sin importar si son o no familiares, así como establecer consecuencias si se lesiona en la vía pública, el diputado local de Morena Salvador Sosa Arroyo sometió a consideración del Pleno del Congreso estatal una iniciativa que reforma y adiciona el Código Penal para el Estado de Hidalgo.

El legislador morenista destacó, en su exposición de motivos, que el maltrato infantil es definido como aquellos abusos y la desatención del que son objeto los menores de 18 años, e incluye todos los tipos de maltrato físico o psicológico, abuso sexual, desatención, negligencia y explotación comercial o de otro tipo que cause o puedan ocasionar un daño a la salud, desarrollo o dignidad del niño, o poner en peligro su supervivencia, en el contexto de una relación de responsabilidad, confianza o poder. 

Lo anterior, dijo, es reconocido por la Organización Mundial de la Salud (OMS), misma que identifica las causas que pueden perjudicar a la salud e integridad de los niños y niñas como son los contextos de violencia. 

Añadió que de acuerdo con la OMS en junio de 2020, la magnitud de este problema de traduce en que una cuarta parte de todos los adultos manifestaron haber sufrido maltratos físicos de niños. Aunado a lo anterior, muchos niños son objeto de maltrato psicológico y víctimas de desatención. 

Dijo que si bien el maltrato infantil es muy complejo, es una realidad que viven día con día niñas, niños y adolescentes, que tiene consecuencias a corto, mediano y largo plazo, sobre todo en la conducta, así como la salud mental.  Por ello es importante aumentar los costos para inhibir esta conducta de maltrato infantil.

Señaló que en nuestro país los datos son muy reveladores, de acuerdo a Save the Children México, 7 de cada 10 niñas y niños son víctimas de algún tipo de violencia. Además, es el primer lugar de violencia y abuso infantil de los países miembros de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), lo anterior se agudiza ya que cada día mueren 3 niñas o niños a causa de violencia en el país. 

En este mismo sentido, señaló que la ONU a través del fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), instó a México a reforzar las medidas de protección infantil ante el incremento de violencia contra los menores. De acuerdo a la información, causas como el aumento en los niveles de estrés, la inseguridad económica y alimentaria, así como el confinamiento por el COVID-19 han elevado los niveles de violencia en México, perjudicando principalmente a la infancia.  Razón de lo anterior que en diversas ocasiones hemos buscado, a través de esta máxima tribuna, visibilizar la violencia del cual son sujetos miles de niñas, niños y adolescentes en el país y en el Estado de Hidalgo.

Comentó que Organizaciones de la Sociedad Civil en la entidad, reportan que al mes reciben alrededor de 15 casos de violencia infantil, entre los casos señalan que se encuentran con mayor frecuencia los relacionados a la violencia sexual y física. De igual forma afirman que muchos de estos casos son remitidos a la Procuraduría de Protección de Niñas, Niños, Adolescentes y la Familia del Estado de Hidalgo, y que el confinamiento de la pandemia, agudizo las diversas formas de violencia en la que viven las infancias. Cabe destacar que la mayoría de los casos se encuentran presentes en municipios como Pachuca, Mineral de la Reforma y Tulancingo.

Sostuvo que ante este panorama desalentador para las infancias, organizaciones en favor de las mismas han sido claras a la hora de trabajar para lograr mejores leyes que garanticen los derechos de los menores, de ahí que se busque legislar para prohibir, así como sancionar el castigo corporal, el abuso sexual y todo tipo de violencia en contra de niñas, niños y adolescentes.

“En aras de seguir con esta agenda, buscamos realizar las adecuaciones pertinentes en el código penal, que permitan castigar a personas que lesiones a los infantes. Sabemos que el código penal es considerado como ultima ratio, sin embargo, la creciente ola de violencia enfocado a sectores que se encuentran en situación de vulnerabilidad permiten que con una agravante clara disminuyan los casos que se dan de lesiones en niñas, niños y adolescentes”, concluyó.