Promueve Salvador Sosa que los grupos vulnerables de Hidalgo participen en la elaboración de los Planes Municipales de Desarrollo

A efecto de que los grupos en situación de vulnerabilidad de los 84 Municipios de Hidalgo participen en la elaboración de los Planes Municipales de Desarrollo, el diputado local de Morena Salvador Sosa Arroyo sometió a consideración del Pleno del Congreso estatal una iniciativa que adiciona la fracción XII al artículo 140 de la Ley Orgánica Municipal del Estado de Hidalgo.

En su exposición de motivos, el legislador morenista destacó que el Plan Municipal de Desarrollo es el instrumento rector del desarrollo integral del municipio, resultado fundamental del proceso de planeación que se genera y establece en el ámbito municipal, ya que en él se expresa la concentración de voluntades y acuerdos de las comunidades y ciudadanos organizados con sus ayuntamientos, y los mecanismos de coordinación con los niveles estatal y federal, de acuerdo al Instituto Nacional para el Federalismo y el Desarrollo Municipal (INAFED).

Indicó que la vulnerabilidad es un estado de riesgo al que se encuentran sujetas algunas personas en determinado momento; es un estado de debilidad provocado por la ruptura del equilibrio, que lleva a la persona o al grupo de personas a una espiral de efectos negativos.   Entre algunos grupos, dijo, podemos encontrar a niñas, niños y adolescentes, personas con alguna discapacidad, así como adultos mayores que por su condiciones diversas se ven impedidas en gozar de sus derechos como lo es: el derecho a la participación.

Señaló que de acuerdo con una experta en la materia “la planeación para el desarrollo municipal es quizá uno de los campos precarios en el orden de gobierno municipal, aunque son la mayoría de los municipios del país los que cuentan con un plan municipal de desarrollo, no todos incluyen mecanismos de participación ciudadana en los mismos o elementos de una planificación estratégica que los incite a tener una visión de desarrollo endógeno, a largo plazo y con estrategias que los hagan aprovechar sus fortalezas internas y las oportunidades externas”.  

Es decir, añadió, en muchas entidades no existe esa obligación jurídica de que los gobiernos municipales incluyan a las personas a participar en sus procesos de creación de los planes municipales de desarrollo, y ni hablar de grupos que se han puesto en un contexto de vulnerabilidad. “Lo que, en consecuencia, debe ser corregido por las legislaturas a través del establecimiento como criterio para la creación de estos instrumentos de participación para niñas, niños y adolescentes, así como personas adultas mayores y personas con alguna discapacidad, solo por mencionar algunos”, apuntó. 

Dijo que queda claro que los planes deben contener la participación de diversos grupos, incluyendo aquellos que por su condición social se encuentran en vulnerabilidad para que puedan participar en el proceso de elaboración de los planes y que dichos instrumentos contengan la visión que requieren para satisfacer sus diferentes necesidades.

Recordó que la consigna que promueve la Agenda 2030 y los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) es no dejar a nadie atrás, por lo que es necesario corregir las desventajas asociadas al género, la creación de mecanismos de participación para las juventudes y las infancias que incluyan sus voces, así como establecer la incorporación de participación e inclusión plena en la toma de decisiones de personas con alguna discapacidad.

Dijo que la Constitución Política del Estado de Hidalgo, en un sentido similar y en armonía con lo establecido en la Declaración de los Derechos Humanos indica en su artículo 4 lo siguiente: “En el Estado de Hidalgo, todas las personas gozarán de los derechos humanos que reconoce la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, ésta Constitución, los tratados internacionales de los que el Estado mexicano sea parte y las leyes secundarias, así como de las garantías para su protección, cuyo ejercicio no podrá restringirse ni suspenderse, salvo en los casos y bajo las condiciones que en la Constitución Federal se establezcan”. 

Por ello, el “incluir a las personas en situación de vulnerabilidad en los municipios implica crear acciones afirmativas que garanticen la participación en la vida pública, en la toma de decisiones, así mismo es importante seguir con la insignia de no dejar a nadie atrás, planteado por Naciones Unidas y que estamos obligados a seguir”, concluyó.