Demanda justicia tras sufrir agresión en el transporte público

A través de la red social Facebook, ha tomado fuerza un caso de agresión a una mujer a bordo del transporte público, por parte de otras dos mujeres, sucedido en junio pasado; el cual fue denunciado ante el ministerio público sin que hasta el momento se haya hecho justicia a la joven lesionada severamente.

En el video del circuito interno de la unidad de transporte público de la ruta Santiago Tulantepec – Ventoquipa, grabado minutos antes de las 19:00 horas del pasado 21 de junio de este año, se percibe el momento en que una mujer solicita al conductor la parada; sin embargo, antes de bajar, toma del cabello a una pasajera ubicada en el asiento trasero del vehículo e intenta sacarla, pero al no lograrlo, comienza un lapso de agresiones físicas.

Durante aproximadamente tres minutos, continúa la agresión con el apoyo de otra mujer que subió a la unidad, que después se supo, es hermana de la primera agresora; todo ello con la permisividad del conductor de la unidad, quien no hace nada por detener la agresión.

Antes de descender, la principal agresora toma el celular de su víctima para llevárselo. Al bajar, la colectiva continuó con su ruta.

De acuerdo con la víctima, identificada como B. S. B., de 20 años de edad en su denuncia ante el ministerio público con el acta número 18 2021 02333, ella regresaba a su casa cuando fue agredida por estas mujeres. 

“Esto a unas cuadras antes de llegar a mi domicilio, comienza a golpearme a puños, rodillazos y patadas, su hermana sube al transporte para ayudarle, en un momento una de ellas comienza a asfixiarme, e intentan bajarme de la colectiva, yo sólo me aferré a no bajarme porque ellas querían matarme ahí, todo el rato que dura la golpiza el chofer de la unidad nunca hizo algo por ayudarme, él estaba de acuerdo con ellas ya que ella se acercó a él y le dijo, «si, ya aquí, ya sabes» y el colectivo le silbó a la hermana que iba caminando abajo del transporte. Él permite que me golpeen y permite que la otra suba a la unidad, se cansan de golpearme y bajan del transporte, antes de bajar una de ellas se roba mi teléfono”.

En la denuncia narra que, desafortunadamente, la agresión continúa afuera del domicilio de la mujer agredida, ya que son vecinas, e intervinieron padres y hermanos. Y los agresores culminaron con amenazas de muerte hacia ellos, incluido un menor de 14 años de edad.

“Hago éste video y  éstas imágenes  públicas debido a que las autoridades del Ministerio público en Hidalgo no han hecho caso al delito cometido en mi contra… yo hasta ése día desconocía información sobre ellas, sólo sabía que una de ellas era mi vecina.

El ministerio público tiene toda ésta información, tiene el vídeo, tienen mis fotografías, tienen la valoración del médico legista, tienen todo para hacer su trabajo y no lo han hecho, cada vez que voy a checar mi carpeta de investigación me dan mil pretextos: Que aún no está integrada. Que aún no han recibido el resumen de la policía investigadora. Que aún no han recibido la valoración del médico legista.

Que nunca me presenté a mi valoración con el médico y que mi resumen no está, que por cierto me hicieron esperar 3 días para que me atendieran. Y para que ahora digan que no me presenté Que mi vídeo se había perdido y que ya estaba hasta pachuca y que se tardaron en recuperarlo. Que mi delito no prosigue porque no fue un asesinato ni una violación. Que no pueden meterlas a la cárcel, porque no es delito grave, y se trató de una riña….

«Yo solicité copias de mi carpeta, para checar su avance, pero realmente no tienen nada, sólo son copias de las copias, no hay más de lo que había desde el primer día que fui a poner mi denuncia. También solicité que mínimo me renovaran mis medidas de protección, ya que se me habían vencido y su contestación fue que no era posible, ya que yo tenía una demanda en mi contra por robo y lesiones y debido a que ahora yo estaba en calidad de víctima y de imputada no se iba a poder, pero que le iban a checar y que ellos me marcaban, su llamada jamás llegó. Ya no sé qué hacer, estoy desesperada, quiero justicia, temo por mi vida, y la de mis hermanos, ya que las amenazas no paran”, señala en su publicación en redes sociales.»

«Ya no sé qué hacer, estoy desesperada, quiero justicia, temo por mi vida, y la de mis hermanos, ya que las amenazas no paran”, señala en su publicación en redes sociales.