Sin beneficio el Parque Aventura, que costó más de 6.5 millones de pesos

A más de dos años de que concluyó el llamado Parque Aventura, sigue sin tener uso porque no cuenta con un dictamen de Protección Civil, en el que se especifique que es seguro para sus usuarios, informó el regidor presidente de la Comisión de Desarrollo Urbano y Ordenamiento Territorial, Gustavo Oro Chein.

A lo anterior, se suma que un tramo de la tirolesa cruza por lo que, al parecer es propiedad privada. “No es seguro, es para gente de un rendimiento físico diferente al de la población en general, además pasa sobre las jaulas de los animales del zoológico, también se detectó que la tirolesa al parecer pasa por encima de una propiedad privada, y aunque no hay registro en catastro de esa propiedad, sí hay un litigio”.

Informó que dicho parque que fue construido por la anterior administración, presidida por Fernando Pérez Rodríguez está totalmente liquidado, lo que se contrato es lo que se pagó, pero no cumple con las expectativas que requiere protección civil, y agregó que han tenido mucho contacto con el alcalde Jorge Márquez y se ha priorizado la seguridad de las personas.

El estado actual del parque, dijo Oro Chein, se ha ido deteriorando por el tiempo que ha pasado sin uso, hay unas tablas que no están en un estado óptimo y hay carencias en materia de seguridad, reiteró.

Resaltó que las carencias en materia de seguridad radican en que no tiene bajadas de emergencias, entonces, al iniciar el recorrido ya no hay vuelta para atrás, ya no se puede bajar hasta terminar.

“Hace tiempo se hizo un recorrido con algunos regidores y funcionario y se tuvo que solicitar la presencia de Protección civil para que ayudaran a bajar a la persona que se sintió mal y ya no pudo seguir, por lo que se quedó atorado él y los que iban atrás de él”, refirió el regidor.

Oro Chehin, comentó que el ayuntamiento analiza algunas alternativas y han surgido varias ideas como tratar de concesionar el parque o tratar de vender todo el parque, pero en esta segunda alternativa, al venderse se tendría que vender a un valor mucho menor al que se compró, por el deterioro y se tendría que revisar el tema legal por ser un bien público.

Incluso, recordó que en un momento, se trabajó la idea de una reubicación, pero costaría alrededor de dos millones de pesos más 1,5 millones de pesos adecuarla, por lo que se inflaría mucho el costo total, porque su construcción ya costó 6.5 mdp.

La idea de concesionarla a un particular, explicó, es para que él invierta en las adecuaciones, contratar un seguro y ver si le conviene como negocio.
Finalmente, en su opinión, el regidor cree que la mejor opción es venderla, que se la llevaran a un lugar que cumpliera con las características, pero se tendría que checar muy bien las cuestiones legales porque es un bien público, reiteró.