Atípico Día de la Candelaria debido a pandemia Covid-19

El 2 de febrero será un día atípico para la grey católica, ya que las misas para bendecir las imágenes del “Niño Dios”, no se llevarán a cabo debido a las condiciones epidemiológicas que imperan en la entidad.

Desde la cancelación del tianguis alusivo al Día de la Candelaria, la semana pasada, el ambiente y el paisaje no fue igual al de otros años.

Este año, no se vio por las calles del centro de Tulancingo a personas que cargaban en brazos las imágenes religiosas para llevarlas a vestir, además, los negocios ubicados en el pasaje López o el pasaje del Mercado Municipal, que ofertan ropones, hoy ni siquiera están abiertos.

Toda la demanda de la vestimenta y ornamentos para el “Niño Dios”, se realiza a través de internet, principalmente en Facebook, donde se ofrece vestir las imágenes religiosas a precios que van de 150 pesos y hasta más de mil pesos.

La Arquidiócesis de Tulancingo, a través del área de Comunicación Social, informó que siguen vigentes las medidas restrictivas difundidas meses atrás.

Por ello, los templos que se encuentren en municipios donde aplica el semáforo epidemiológico rojo, no tienen permitido celebrar ceremonias con la presencia de feligreses, razón por la que no programaron nada especial para el “Día de la Candelaria” y será cada parroquia la encargada de anunciar si harán celebraciones a través de las redes sociales.

Algunos católicos, comentaron que mantendrán la tradición de vestir las imágenes y en casa harán rezos, apoyados de una guía que se difunde en internet para celebrar el Día de la Candelaria, sin riesgos de contagio.

Sin embargo, en algunos puntos de la ciudad, como Napateco, se invitó a los feligreses a llevar a su “Niño Dios” solo a bendecir en tres horarios: 10 de la mañana, 12 del día y cinco de la tarde, pero se advirtió que no habría misas