Localizan sin vida y desmembrado a un masculino en céntrica vivienda de Tulancingo

Minutos después de las seis de la tarde del pasado miércoles, fue reportado el cuerpo sin vida de una persona al interior de un domicilio ubicado en el centro de Tulancingo, el cual también estaba desmembrado, de acuerdo con información oficial.

El hallazgo lo hizo un familiar, quien de inmediato solicitó el apoyo de la policía municipal, y al acudir un elemento de Seguridad Pública al domicilio ubicado en la calle Corregidora, en el centro de Tulancingo, se entrevistó con el propietario del inmueble, quien le autoriza para que ingrese al domicilio e inspeccionar.

En el interior de la vivienda se confirmó la presencia del cuerpo de una persona del sexo masculino, el cual no reaccionaba, por lo que solicitaron la presencia de paramédicos, arribando la ambulancia de bomberos, quienes confirman que el masculino ya no contaba con signos vitales, desconociéndose hasta el momento las causas.

Los primeros respondientes dieron aviso a las autoridades competentes para que comenzaran las investigaciones correspondientes, arribando poco después de las 20:00 horas peritos y personal de la Procuraduría General de Justicia de Hidalgo.

La Procuraduría General de Justicia del estado de Hidalgo (PGJEH) confirmó los hechos e inició la carpeta de investigación correspondiente por homicidio doloso cometido en contra de una persona sin vida que fue hallada al interior de un domicilio de la Colonia Centro, en Tulancingo.

A través de una denuncia se conoció que en un inmueble de dicho municipio se encontraba los restos de  una persona, familiares del propietario de la casa dieron el acceso al domicilio, en donde los cuerpos de seguridad hallaron en el baño el cuerpo sin vida de una persona, situación que fue notificada al Ministerio Público de la PGJEH.

Al sitio acudieron agentes de la policía investigadora y peritos, quienes procesaron el lugar de los hechos y realizaron el levantamiento de los restos y los trasladaron al Servicio Médico Forense para practicarles la necropsia y determinar la causa de muerte. Hasta este momento se desconoce la identidad de la persona sin vida.